Los inventos del mago - II

Villa Park

Mega Fútbol
523
4/5/14
KuZRvpV.jpg

En el otoño de 1964 le espera al Inter la Copa Intercontinental, entonces a doble partido y con un reglamento curioso: solo sumaban las victorias y no los goles conseguidos. En Avellaneda, en el estadio conocido en aquel tiempo como La doble visera, se enfrenta a Independiente (9/9/1964) y los argentinos ganan 1-0 (1). En San Siro (23/9/1964), el Inter gana 2-0 con goles de Mazzola y Corso (2), pero como han igualado ambos equipos a una victoria, se juega el desempate en Madrid, en el Santiago Bernabeu (26/9/1964). El encuentro es muy equilibrado y el gol de Corso en el minuto 110, ya en la 2ª parte de la prórroga, le proporciona al Inter su primera Copa Intercontinental (3). Hay cierta decepción por la actitud poco ofensiva de los interistas durante el partido pero HH lo ve de otra manera y su declaración de principios es difícilmente rebatible: “Lo único que vale en el fútbol son los resultados. Dentro de unos años, nadie dirá si se jugó así o “asá”. Se hablará del triunfo. Lo único que queríamos es que el Inter se proclamara Campeón del Mundo. Yo no he inventado las reglas del juego ni de los resultados. Y además, el Inter fue el único equipo que tuvo posibilidades claras de resolver en el primer tiempo, en el segundo y en la prórroga”.

(1) Sarti; Burgnich, Guarneri, Facchetti, Malatrasi, Picchi, Jair, Mazzola, Milani, Suárez y Corso.

(2) Sarti; Burgnich, Guarneri, Picchi, Facchetti, Malatrasi, Jair, Mazzola, Milani, Suárez y Corso.

(3) Sarti; Malatrasi, Guarneri, Facchetti, Picchi, Tagnin, Domenghini, Peiró, Milani, Suárez y Corso.

RD3O7Ly.jpg


El 27/5/1965 el Inter consigue su segunda Copa de Europa (4), pero sin la brillantez de la primera, un año atrás. Las circunstancias que rodearon al partido no lo convirtieron en algo memorable, ni mucho menos. La final se jugó en San Siro contra el Benfica, que se encontró con un ambiente absolutamente hostil y con una cortina de agua que no cesó en los 90 minutos y que convirtió el campo en una laguna. El único gol del partido lo consigue en el minuto 43 el interista Jair en un error garrafal del guardameta Costa Pereira quien poco después se lesionaría debiendo ocupar la portería el defensa Germano. En la última media hora de partido, aún y con la meta portuguesa en situación de precariedad evidente, el miedo se instala en el Inter porque el Benfica amenaza con echar abajo toda la parada. En El Mundo Deportivo se escribía: “... el fútbol de los perdedores fue muy bravo. Pero contra don Helenio, contra el diablillo que parece protegerlo constantemente, es muy difícil luchar”. Y el Inter especuló y especuló hasta el final del partido y se convirtió en bicampeón europeo, lo que no le puso a salvo de numerosísimas críticas.

(4) Sarti; Burgnich, Guarneri, Facchetti, Bedin, Picchi, Jair, Mazzola, Peiró, Suárez y Corso.

pZ964IT.jpg


Declaraciones de Herrera y Luisito Suárez después de la final:

tRfMX8H.jpg


hgBwvEN.jpg


De toda el ciclo de la grande Inter, esta temporada (1964-65) fue la mas exitosa. El equipo también conseguiría su segundo scudetto de esta etapa (el anterior fue en 1962-63) y el noveno en la historia de la entidad y revalidaría triunfo en la Copa Intercontinental de nuevo ante Independiente. Esta vez sin necesidad de un tercer partido. En San Siro (8/9/1965) la superioridad del Inter es total: 3-0 con dos goles de Mazzola y otro de Joaquín Peiró y en la vuelta de Avellaneda (15/9/1965), Herrera vuelve a aplicar su teoría de que lo que quedan son los resultados en el libro de la Historia, y el catenaccio es monstruoso, salpicado, eso sí, con los lanzamientos de Luis Suárez y las galopadas de Peiró, Mazzola y Corso. El partido acaba con empate a cero y el Inter ya es bicampeón europeo y continental (*).

(*) La alineacion del Inter en los dos partidos de la Intercontinental es la misma que en la final europea ante Benfica. Es la que se conoció como la grande Inter.

r0Mw61S.jpg


En la temporada 1965-66, vuelve a proclamarse Campeón de Liga -es el décimo Scudetto-, pero en la Copa de Europa aparecen las primeras grietas en el edificio: el Madrid elimina al Inter en semifinales y le impide jugar su tercera final consecutiva.

Y Giancinto Facchetti, que con 24 años y que con el glorificado Inter de HH ya ha ganado todo lo habido y por haber, se dispone a disputar junto con sus compañeros de equipo, Burgnich, Guarneri y Mazzola su primer Mundial con la azzurra en el verano de 1966 en Inglaterra. Italia se encuadra en el grupo IV junto con la URSS, Chile y Corea del Norte. Hay sonrisas de benevolencia para con la selección asiática: en el gran banquete del fútbol se invitaba a un perfecto desconocido para quedar bien.

Italia arranca con victoria 2-0 ante Chile en Sunderland el 13/7/1966 con goles del interista Mazzola y Barison. Es derrotada por la URSS en el mismo escenario por 1-0 tres días mas tarde y el 19 de Julio se disputa en Middlesbrough el Italia-Corea. No entra en los planes del seleccionador Edmondo Fabbri caer ante los coreanos, pero un gol de Pak Doo-ik casi al final de la 1ª parte se convierte en la sensación del fútbol mundial: Italia, pese a jugar con diez hombres por lesión de Bulgarelli, siguió dominando el partido y solo la actuación del meta coreano evitó la clasificación de los italianos.

Facchetti disputó los tres partidos. Contra Chile y la URSS la defensa la compusieron Burgnich, Salvadore, Facchetti y Rosato. En el nefasto encuentro contra Corea, Landini, Janich, Facchetti y Guarneri. El portero era Albertosi.

Los periódicos italianos se hicieron eco de la catástrofe: Vergogna Nazionale, Azzurri, Vergogna” , “Il Nostro Calcio E´Morto”, “La pagina piu nera del calcio italiano”. El ex seleccionador Vittorio Pozzo, campeón del mundo en 1934 y 1938 declaraba: “Los italianos ya no saben que significa luchar por una camiseta o por un país”.

 
Última edición por un moderador:

Villa Park

Mega Fútbol
523
4/5/14
Recién me hice un tiempo para leerlo entero, interesantísimo como siempre. Claramente los equipos contrarios le habían tomado la mano al sistema de Herrera y se fue debilitando su poder.

Esas historias sobre las Intercontinentales las escuché infinidad de veces de mi padre, que lo sufrió a ese Inter cuando a mi querido Rojo le tocó cruzarse en esas dos finales. Siempre me contaba que, como dice el artículo, en la vuelta en el Meazza en la segunda final nos pegaron un lindo baile, pero que en la primera final fue injusta la decisión de cerrar el cruce en Madrid.

Eran épocas raras en esa competición, por ejemplo Independiente ganó una de sus dos Intercontinentales frente a Juventus a partido único en Roma.

Algo similar sucedió unos años después con nuestro eterno rival, Racing, que definió con Celtic en Avellaneda pero la serie quedó empatada y se definió en el Centenario de Montevideo, con obviamente todo el estadio copado por los hinchas argentinos, y ganando Racing con un inolvidable disparo del Chango Cardenas de mas de 30 metros.

Es increíble como ya desde tiempos lejanos la prensa exageraba con títulos como "Nuestro fútbol está muerto", cuando la Azzurra hizo ese mal papel en la Copa del Mundo de Inglaterra. El fútbol ya en ese momento se había convertido en una cuestión de estado.

La Intercontinental fue un gran idea que se fue estropeando por varios motivos, pero el tiro de gracia se lo dieron las ediciones de 1967 (la que comentabas con Racing y Celtic), la del 1968 (ManU-Estudiantes) y sobre todo la de 1969 en donde ya se aplicaba el gol average, con Estudiantes y AC Milan. Tenemos el tesoro de youtube para recordar la batalla campal del Centenario y la vuelta de la del ´69 en la Bombonera donde la imagen del argentino del Milan, Combín, con la cara llena de sangre dio la vuelta al mundo.

Varios jugadores de Estudiantes acabaron en la cárcel (de memoria el meta Poletti, Madero y Aguirre Suárez que luego padecimos en el fútbol de por aquí). Hay un amplio reportaje con una imagen no demasiado perfecta pero que pone los pelos de punta. A partir de entonces, los equipos europeos se lo pensaban dos veces a la hora de disputarla y por ejemplo, el Ajax, solo acepto el reto de Independiente (mala suerte de enfrentarte al mejor Inter y al mejor Ajax de la Historia) en 1972 mas que nada para completar palmarés en un año en que lo ganaron todo.

La final que comentas que se juega en Roma es la del 1973 e Independiente debió enfrentarse al Ajax, pero fue la Juve, como subcampeona de Europa, la que aceptó al negarse los holandeses. Luego siguieron la misma táctica el Borussia MG en vez del Liverpool, Malmöe en vez del Nottingham ...

Ni me gusta el formato actual, ni me gusta la estética del trofeo. Aquél del balón dorado encima del pedestal era precioso. El de ahora es una gilipollez.

Volviendo al principio de tu comentario, es verdad que nada en la vida es eterno y en el fútbol menos. Pero cuando se aprendió a combatir el sistema del Inter, ya tenían dos Copas de Europa y dos Intercontinentales, pese a que ya en la final con el Benfica del ´65 sufrieron un mundo.

Estoy convencido que al Inter del´64, la final contra Celtic no se le escapa. Y además adelantándose en el marcador antes de los diez minutos de juego, el guión soñado por Herrera.

El Mundial de 1966, fue mi primer mundial. La televisión, para un crío de 7 años (o sea, yo), era un arma muy poderosa. Y las imágenes de Bobby Charlton maniobrando por todo el campo y las de Eusebio rematándolo todo, no se olvidan. También recuerdo a Rattin armando la de Dios en Wembley y unos a que yo veía "chinos" echando del torneo a Italia. Y un gol que no entró en la final.

Ahora es factible que una Corea del Norte cualquiera te eche de un Mundial, porque el fútbol es cada vez mas imprevisible, pero en 1966, no. Y normalmente, si la prensa de Italia es caliente, calcula tú cuando te echan abajo toda la parada de esa manera.

Por cierto: ¿sabes cual hubiera sido el enfrentamiento en cuartos si la azzurra hubiera hecho lo lógico? Portugal - Italia.
 

Pablo V18

Mega Fútbol
9.806
20/4/12
La version antigua de Mourinho
 

jubei_78

Mega Fútbol
152
14/6/14
Muy interesante todo lo que comentas, he visto ese famoso partido de Estudiantes en la Bombonera y sí, fue un papelón.

Con respecto a lo que te cito, Independiente tenía ganada esa Intercontinental por no presentarse el Ajax, pero nuestros queridos dirigentes aceptaron la "brillante propuesta" de Juventus de jugarlo en tierra italiana solo por la pasta... menos mal que lo ganamos ese partido con un gol de un jugador que para muchos es desconocido pero era fantástico, Ricardo Bochini, único en su especie... no hay jugador como él. Quizás alguien parecido fue Riquelme, pero lo del Bocha era algo de no creer, te ponía diez pelotas de gol por partido y convertía a delanteros mediocres en goleadores de los torneos.

Lo que te resalto en negrita me parece un resumen puntual del inolvidable "Bocha", sin temor a equivocarme uno de los mejores futbolistas argentinos de la historia, forjo una dinastía en Independiente de Avellaneda he hizo de ese club el "Rey de Copas" sudamericano ... A nivel de selección me parecío injusto que no haya tenido mayor trascendencia y no ser convocado a los mundiales de 1978 y 1982, justo cuando andaba en sus mejores momentos ... En 1986 merecio una mayor participación y no solo un par de minutos (creo que ante Bélgica), el pelado era pura elegancia y clase, por algo llego a ser "ídolo" de Maradona.
 

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate y forma parte de nuestra comunidad ¡Es fácil!

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Mega Fútbol

Arriba