1. Hola Invitado,

    Mega Fútbol te invita a participar en nuestro Juego de Estrategia de Fútbol. Para más detalles puedes visitar el siguiente enlace:

    Juego de Estrategia de Fútbol: 1984-2015
    Descartar aviso
  2. Estimado Invitado,

    Estamos realizando algunos cambios en la dinámica del foro para la próxima temporada. Para más detalles te invitamos a visitar el siguiente enlace:

    Manejo e información de temas
    Descartar aviso

Destacado La Pantera Negra

Tema en 'Wiki Fútbol' iniciado por Villa Park, 24 Jun 2015.

  1. Villa Park

    Villa ParkEstrella Mundial

    Registrado:
    4 May 2014
    Mensajes:
    505
    Me Gusta recibidos:
    404
    Voluntad de superación constante, un poder tremendo en las piernas y una inteligencia propia de los fenómenos hacen de Eusebio Da Silva Ferreira (25 Enero de 1942, Lourenço Marques –actualmente Maputo-, Mozambique) uno de los grandes mitos de la historia del fútbol.

    A los quince años juega en el equipo de su ciudad natal, Lourenço Marques, a los dieciocho llega al Benfica (1960) y debuta un año después en la temporada 1961-62 desarrollando una capacidad goleadora fuera de lo normal.

    Su primer título llega el 2 de Mayo de 1962 en Amsterdam. El Benfica consigue su segunda Copa de Europa ante el Madrid (5-3) y un joven Eusebio anota los últimos dos goles de su equipo. La delantera benfiquista la compusieron aquél día Jose Augusto, Eusebio, Aguas, Coluna y Simoes.

    [​IMG]
    Con la Copa de Europa de 1962: Eusebio, Bela Guttmann y Coluna

    En 1966, en Inglaterra y en un Mundial presidido por la violencia de la que Portugal, con sus brutalidades sobre Pelé, es uno de los máximos responsables, emerge la figura de Eusebio convirtiéndose en su máximo goleador: nueve goles en seis partidos que llevan a su selección a la tercera plaza.

    Con una condición física excepcional, marca goles desde todos los angulos, con las dos piernas y con la cabeza. Ya es “La Pantera negra”.

    El palmarés de Eusebio es excepcional. Con el Benfica consigue 10 Ligas (1963, 1964, 1965, 1967, 1968, 1969, 1971, 1972, 1973, 1975) , 5 Copas de Portugal (1962, 1964, 1969, 1970, 1972) y 1 Copa de Europa (1962).

    Mejor jugador de Europa (Balón de Oro) en 1965 y Balón de Plata en 1962 y 1966. Máximo goleador europeo en 1968 y 1973 y de la Liga portuguesa en 1964, 1965, 1966, 1967, 1968, 1970 y 1973.

    En 2006 es proclamado mejor futbolista portugués del siglo XX y el noveno mejor futbolista mundial de todos los tiempos.

    En 1975 abandona el Benfica para jugar sus últimos años en Méjico, USA y finalmente, Portugal (Beira de Mar y Uniao de Tomar). Se retira en 1977 con unos números legendarios:

    374 partidos de Liga y 342 goles.
    80 partidos de Copa y 97 goles.
    75 partidos de Copa de Europa y 57 goles.
    64 partidos con Portugal y 41 goles.

    Total: 592 partidos y 520 goles (promedio: 0,88)

    [​IMG]
    Contra Hungría en el Mundial ´66.

    Mito del Benfica, se le construyó una estatua como reconocimiento a sus logros frente al Estadio Da Luz. Jamás recurrió a la violencia para conseguir sus objetivos; deportista íntegro. Siempre se le recordará por su zancada felina de pantera y rematando espectacularmente a gol, su razón de ser.

    Su gran mérito: destacar peleando con grandes rivales contemporáneos, Pelé, Bobby Charlton, George Best, Beckenbauer, Johan Cruyff ...

    Sus decepciones: las tres finales de Copa de Europa perdidas (1963, 1965 y 1968) y sobre todo la derrota en semifinales de la Copa del Mundo ante Inglaterra el 26 de Julio de 1966. Aquél día, un inconsolable Eusebio abandonaría Wembley llorando a lágrima viva.

    Una insuficiencia cardíaca se lo llevó con 71 años, el 5 de Enero de 2014.

    Mil veces grande.

    (*) Lo publiqué en otra web el 14/8/2013.
     
    • Me Gusta Me Gusta x 1
    • Garimilanista

      GarimilanistaEstrella Mundial

      Registrado:
      16 Abr 2012
      Mensajes:
      7.375
      Me Gusta recibidos:
      850
      Este era el articulo q esperaba jajaj.. Un grande Eusebio, que es muy idolatrado por aca. Algo que quizás seria interesante agregar, es que antes de irse al Benfica, Eusebio tenia todo para irse al Sporting pero se dice que por ahi Salazar metió la mano y lo llevo al benfica. Puros cuentos, nada oficial pero queda como curiosidad.
       
      • Me Gusta Me Gusta x 1
      • Villa Park

        Villa ParkEstrella Mundial

        Registrado:
        4 May 2014
        Mensajes:
        505
        Me Gusta recibidos:
        404
        De hecho el post debería haber sido mucho mas largo, como Eusebio se merecía, pero ampliarlo me hubiera llevado un tiempo del que no dispongo. No lo descarto. Ha sido uno de los futbolistas mas grandes de todos los tiempos y además, una buena persona. Mis primeros recuerdos de un Mundial son para el de 1966 y para Bobby Charlton, que estaba en todas partes, y Eusebio, que lo remataba TODO.

        Es cierto que el Benfica de aquellos años tenía una cierta fama de ser el equipo del régimen, pero no creo que las prioridades de Oliveira Salazar consistieran en enviar a Eusebio al Benfica [​IMG] Su único rival, eso sí, era el Sporting: el Porto acumulaba una larguísima travesía en el desierto.
         
        • Me Gusta Me Gusta x 2
        • Garimilanista

          GarimilanistaEstrella Mundial

          Registrado:
          16 Abr 2012
          Mensajes:
          7.375
          Me Gusta recibidos:
          850
          jajaja.... Si, lo q yo se de Eusebio es leido, oido y no vivido... Pero no cabe a duda que fue uno de los mejores... Bueno, en relacion al caso del "regimen", ocurre que se dice que los dirigentes del Benfica lo mantuvieron escondido en un hotel para que el sporting no lo comprase jaja.... Esto es mismo real.
           
          • Me Gusta Me Gusta x 1
          • the Last Breath

            the Last BreathMega Fútbol
            Miembro del equipo

            Registrado:
            26 Mar 2013
            Mensajes:
            9.166
            Me Gusta recibidos:
            1.186
            En un inicio pensaba que Eusébio se traducía en un jugador que era killer solamente pero estaba muy equivocado.

            Hoy en día me atrevo a decir, que al menos en mi percepción, la década de los 60's tuvo a dos protagonistas principales: Pelé y Eusébio.

            Eusébio tenía una notable velocidad, era portentoso pues podía hacer desbordes o corridas desde la banda con facilidad, su dribbling era superior incluso al de CR7, era incluso un buen armador y como killer poseía muchos recursos.

            Eusébio realizó una hazaña sobresaliente y es que todavía Pelé estando en su mejor momento (1961-1965), en 1965 el mozabiqueño le compitió la denominación al mejor del mundo ... un empate técnico mejor dicho.

            También Eusébio mantuvo una consistencia y longevidad digna de un jugador de élite que fue de 1962 hasta 1974 aproximadamente ... su mejor momento lo vivió entre 1965 y 1968 sin embargo todo el demás tiempo fue muy bueno para él, claro que unos años mejores que otros pero seguía en la élite.

            Hoy en día creo que un jugador como CR7 todavía no le supera y eso ya es mucho decir.
             
          • Garimilanista

            GarimilanistaEstrella Mundial

            Registrado:
            16 Abr 2012
            Mensajes:
            7.375
            Me Gusta recibidos:
            850
            Tuvo el mismo problema que CR7 tiene actualmente, no gano nada con la seleccion. Eso lo diferencia de los mejores lamentablemente.
             
          • Madridista

            MadridistaMega Fútbol
            Miembro del equipo

            Registrado:
            25 Jun 2012
            Mensajes:
            30.245
            Me Gusta recibidos:
            3.278
            No lo vi jugar pero mi padre me ha comentado que fue un tipo que daba gusto verlo jugar , uno de los grandes de la historia del fútbol
             
          • Villa Park

            Villa ParkEstrella Mundial

            Registrado:
            4 May 2014
            Mensajes:
            505
            Me Gusta recibidos:
            404
            Estaba completando mi tributo a Eusebio hasta que se cruzó Pelé cual alma gemela y la cosa se me complicó.

            Cambio de guión. Quiero hacerlo bien. Algún día lo terminaré. Se lo merecen uno y otro.

            Y para The Last Breath, comentar que la diferencia entre el mejor Eusebio y el mejor Cristiano Ronaldo no es tanta, excepto en el concepto de solidaridad y equipo.

            Hubo un Cristiano absolutamente explosivo por la banda que se le acerca mucho. Figo y Futre lo ven desde muy lejos.
             
          • the Last Breath

            the Last BreathMega Fútbol
            Miembro del equipo

            Registrado:
            26 Mar 2013
            Mensajes:
            9.166
            Me Gusta recibidos:
            1.186
            Espero te animes a realizar un escrito de Pelé ... probablemente sería el más emocionante, entretenido y asombroso y me refiero a ti, es decir, a quien lo escribe porque hay miles maravillas de Pelé que contar.


            Concuerdo contigo, realmente no es tanta la diferencia pero lo poco que he visto de Eusébio me hace quedarme con él y en un ranking general los tengo solamente a uno enseguida del otro.
             
            #9the Last Breath,25 Ene 2016
            Última edición: 12 Feb 2016
          • Villa Park

            Villa ParkEstrella Mundial

            Registrado:
            4 May 2014
            Mensajes:
            505
            Me Gusta recibidos:
            404
            LOS MEJORES AÑOS DE NUESTRAS VIDAS (1)
            [​IMG]

            Maracaná, 19 de Septiembre de 1962. Primer acto del pleito por la III Copa Intercontinental: Santos - SL Benfica. Los paulistas vienen de conseguir su primera Libertadores después de tres partidos frente a Peñarol, los lusos ya son bicampeones europeos: han derrotado al Madrid en la final de Amsterdam por 5-3.

            El Santos cuenta con un Pelé de 21 años, (23/10/1940, Tres Coraçoes, Minas Gerais), que no tiene ni los 16 cuando debuta con los santistas (7/9/1956), consagrado desde Suecia ´58 con tan solo 17 y que a día de hoy sería considerado como un futbolista de PlayStation. Ya es por segunda vez con la canarinha campeón del mundo y acumula una Libertadores (1962) cuatro Campeonatos Paulistas (1958, 1960, 1961 y 1962), un Torneo Río-Sao Paulo (1959) y dos Brasileiraos (1961 y 1962) Al igual que su dorsal, es un 10 en inteligencia y en técnica; el fútbol le fluye misteriosamente de una forma natural. Nadie será como él. Hábil en el desmarque, desborda en el cambio de ritmo y su velocidad mental es directamente proporcional a la que desarrolla en el campo. Notable rematador, es resistente, sufrido y sacrificado. Explosivo. Maestro de la estrategia del control del espectáculo, de la definición, de la magia, posee un fútbol impertinente y agresivo, brillante e intuitivo.

            Sin embargo, su participación en el reciente Mundial de Chile fue de lo mas breve: en el segundo partido del torneo frente a Checoslovaquia, dispara al larguero de la meta de Schroif produciéndose al momento una fisura muscular en su pierna derecha. De nada sirvieron los inmediatos cuidados del masajista, Américo y del médico de la delegación brasileña, el doctor Gossling. Para Pelé, el Mundial había terminado (*).

            (*) Antes, en el primer partido del grupo III, Brasil pasó muchos apuros para derrotar a Méjico y solo dos genialidades de Pelé ya en la segunda parte solucionaron el problema: marcó un gol y fabricó el de Zagalo.

            [​IMG]
            Lima, Zito, Dalmo, Calvet, Gilmar, Mauro, Dorval, Mengalvio, Coutinho, Pelé y Pepe.

            [​IMG]
            Cruz, Angelo, Joao, Cavem, Germano, Costa Pereira, José Augusto, Eusebio, Aguas, Coluna y Simoes.

            Eusebio es una perla mozambiqueña que aterriza en el Benfica de Bela Guttmann en Junio de 1960. Tiene físico, técnica, talento, potencia, velocidad, remate, multitud de recursos, juventud y una ambición sin límites. Un tanto anárquico, no era muy trabajador en las zonas de carga, pero era una flecha. Solía bascular buscando la posición mas clara y justo desde ahí, partía sin mirar hacia atrás. Solo le obsesionaba el marco contrario. Poseía esa chispa que solo tienen los futbolistas que nacen grandes. Recién ha cumplido 20 años cuando disputa su primera final europea el 2 de Mayo de 1962. Y marca dos goles. Meses atrás, había participado en el desempate de la Intercontinental de 1961 contra Peñarol (*).

            (*) En aquellos años, tanto en la final de la Copa Libertadores como de la Copa Intercontinental, jugados a doble partido, solo sumaban las victorias, en ningún caso los goles. En Lisboa ganó Benfica 1-0 y en Montevideo lo hizo Peñarol: 5-0. El desempate se disputó de nuevo en el Centenario y los uruguayos se proclamaron campeones venciendo 2-1. El gol portugués lo marcó Eusebio, según cuentan las crónicas, de un violento remate desde fuera del área que pilló desprevenido al meta Maidana. Fue la primera participación en una final continental del que sería posteriormente, la pantera negra. El Benfica, entrenado por Bela Guttmann, había formado con: Costa Pereira; Angelo, Humberto, Cruz, Neto, Cavem, José Augusto, Aguas, Eusebio, Coluna y Simoes.

            El Santos jugará la ida de la final en Maracaná el 19 de Septiembre de 1962. Saldrán: Gilmar; Lima, Mauro, Zito, Calvet, Dalmo, Dorval, Mengalvio, Coutinho, Pelé y Pepe. Lo entrena Luis Alonso Pérez, Lula. El chileno Fernando Riera ha sustituido a Bela Guttmann en la dirección de un Benfica que todavía no cree en maldiciones y demás hierbas (*) y saca a Rita; Angelo, Humberto, Raúl, Cavem, Cruz, José Augusto, Santana, Eusebio, Coluna y Simoes.

            (*) Ver el post Maldiciones húngaras.

            Aunque perdió los dos partidos en el Centenario en la pasada edición, el Benfica vive las horas mas altas de su historia. No obstante, no podrá detener ni de broma al Santos. Pelé abre el marcador a los 31 minutos de partido y Santana iguala en el 13 de la reanudación. Coutinho, seis minutos después y Pelé a cinco del final, colocan el marcador en 3-1, pero Santana aún tiene tiempo de descontar: 3-2.

            [​IMG]
            Eusebio, campeón de Europa 1962.

            Estadio da Luz, 11 de Octubre de 1962. Un Pelé genial destruye sin compasión al Benfica. Marca tres goles -dos de ellos, antológicos-, y le regala uno a Coutinho. El otro lo materializa Pepe. Muy al final ya, Eusebio y Simoes maquillan levemente un elocuente marcador: 2-5. El Santos ya es campeón del mundo.

            Santos: Gilmar; Olavo, Mauro, Calvet, Dalmo, Zito, Lima, Dorval, Coutinho, Pelé y Pepe.

            Benfica: Costa Pereira; Jacinto, Raúl, Humberto, Cruz, Cavem, José Augusto, Santana, Eusebio, Coluna y Simoes.

            Estamos en 1963. El Santos consigue su segunda Libertadores ganando los dos partidos en la final al Boca Juniors, tanto en Maracaná (3-2), como en La Bombonera (1-2). El Benfica alcanza su tercera final consecutiva en la Copa de Europa, pero el AC Milan lo derrota en Wembley 2-1 a pesar del gol de Eusebio que ponía en ventaja a los portugueses en el minuto 19 de partido.

            La ida de la final de la IV Intercontinental arranca en San Siro el 16/10/1963. Pelé marca dos goles, pero el AC Milan que dirigía Nereo Rocco atropella al Santos: 4-2.

            En Maracaná, casi un mes después (14/11/1963) Pelé está lesionado y los italianos llegan al descanso con ventaja de 0-2 como consecuencia de dos zarpazos de Mora y Altafini. En la segunda parte, los santistas voltean espectacularmente el marcador gracias a los goles de Pepe (2), Mengalvio y Lima. El desempate se juega también en Maracaná dos días mas tarde y Pelé sigue lesionado, pero un penalty transformado por Dalmo le adjudica al Santos la segunda Intercontinental.

            A estas alturas, nadie puede imaginar que en lo referente a competiciones continentales, el Santos tardaría 48 años en levantar su tercera Libertadores y que el Benfica no iba a levantar absolutamente nada. Eso sí: ambos mantuvieron una férrea dictadura en el Campeonato Paulista y en la liga portuguesa (*).

            (*) Desde 1958 a 1969, el Santos fue campeón en el Paulista 9 veces, por 3 el Palmeiras. Además, consiguió el Brasileirao en 6 ocasiones, 5 de ellas, consecutivas (1961 a 1965, la otra en 1968), el Torneo Roberto Gómez Pedrosa el Robertao, en 1968 y el Torneo Río-Sao Paulo en 1963, 1964 y 1966. El Benfica también fue demoledor: Desde 1960 a 1973 es campeón de Liga en 11 ocasiones. El Sporting solo sumó 3.

            Eusebio se llevará el Balón de Oro de 1965 (*), superando a los interistas Giacinto Facchetti y Luis Suárez y la Bota de Oro como máximo goleador de las ligas europeas. La temporada del mozambiqueño es casi perfecta: marca 48 goles, 28 en la Liga, 11 en la Copa de Portugal y 9 en la Copa de Europa. Sin embargo no puede contribuir a que las aguilas consigan su tercer título continental: el 27 de Mayo de 1965, la grande Inter de Helenio Herrera derrota al Benfica por 1-0 en un encuentro en el que absolutamente todos los elementos divinos y humanos le dieron la espalda: el escenario (San Siro), la climatología en forma de lluvia y con amplias zonas del campo encharcadas, el error de Costa Pereira en el único gol del partido conseguido por Jair (minuto 42), la posterior lesión del guardameta que debió ser sustituido bajo los palos por el central Germano y las ocasiones malogradas en la segunda parte cuando al Inter se le metió el miedo en el cuerpo.

            El Benfica, entrenado por el rumano Elek Schwartz, formó con Costa Pereira; Cruz, Germano, Raúl, Cavem, Neto, José Augusto, Coluna, Eusebio, Torres y Simoes.

            (*) Dos veces mas estuvo Eusebio en el podio: fue Balón de Plata en 1962 y 1966, en esta última ocasión fue superado de solo un punto por Bobby Charlton.

            [​IMG]

            Y Peñarol -que también busca la tercera corona-, le corta a Santos el paso a la final de la Libertadores de aquél 1965 después de tres partidos de locura, sin precedentes, irrepetibles y con catarata de goles incluida. La serie arranca en Sao Paulo, en el Estadio do Pacaembu el 25 de Marzo de 1965. Gilmar; Ismael, Olavo, Joel, Geraldino, Zito, Mengalvio, Dorval, Coutinho (Toninho), Pelé y Pepe.

            A los 7 minutos de partido, Santos ya gana 3-0 (Pelé, Pepe y Dorval), a los 19´ Rocha descuenta para Peñarol pero Dorval coloca el 4-1 a los 25´. Diez minutos después, Maidana le desvia un penal a Pelé y acto seguido, Silva vuelve a recortar (4-2) y Coutinho en el 38´ establece el 5-2. En la segunda parte, dos goles de Silva en el último cuarto de hora provocan angustia general, pero el marcador ya no se moverá mas. 5-4 y el Santos que se apunta la primera victoria.

            En el Centenario, tres días después, Peñarol fuerza un desempate a solo dos minutos del final gracias a otro gol de Silva. El mismo Silva había inaugurado el marcador a los 8 minutos pero Pepe y Coutinho le dieron la vuelta (22´ y 57´). Sasia, a falta de 14 minutos empata y en el 88´ llega el tanto salvador que origina un tercer partido en Buenos Aires.

            El 31 de Marzo de 1965, en el Monumental, Santos y Peñarol llegan a la prórroga empatados a uno. Juan Joya y Pelé marcaron ya avanzada la 2ª parte. A los seis minutos del alargue, un gol de Sasia proyecta a Peñarol a la final de la Libertadores.

            Gilmar; Olavo, Mauro Ramos, Joel, Zito, Geraldino, Mengalvio, Dorval, Coutinho, Pelé y Pepe.

            En el campeonato paulista el Santos se adjudica el título con 25 victorias en 30 partidos. De los 93 goles que marca, 49 son de Pelé en el mejor registro de su carrera en esa competición. Asombroso. Los paulistas suman 53 puntos, cuatro mas que el Palmeiras.





             
            #10Villa Park,12 Feb 2016
            Última edición: 13 Feb 2016
          • Villa Park

            Villa ParkEstrella Mundial

            Registrado:
            4 May 2014
            Mensajes:
            505
            Me Gusta recibidos:
            404
            LOS MEJORES AÑOS DE NUESTRAS VIDAS (2)

            [​IMG] [​IMG]
            Los búlgaros saludando a Pelé.

            Verano de 1966. El Mundial que siempre estará bajo sospecha: Inglaterra. Es curioso que tanto Pelé como Eusebio llegan al mismo sin ser campeones en sus respectivas ligas. La paulista se la ha llevado el Palmeiras y la portuguesa, el Sporting. Pelé ya no ha sido el máximo goleador (lo era desde 1957); lo es su compañero Toninho Guerreiro que anota 27 goles por solo 13 del que será O Rei. La canarinha no encara demasiado bien la cita por mucho que Joao Havelange, entonces presidente de la Confederación Brasileña de Deportes, proclame aquello de no abandonaremos Europa sin la Copa del Mundo.

            Se dieron errores logísticos de calibre: en principio se convocaron unos 40 futbolistas de los cuales, mas de la mitad no participarían en el Mundial. Dos de los elementos mas desequilibrantes en Chile ´62 no estaban ya en su mejor momento: hablamos de Garrincha y Amarildo. Tampoco hubo unidad en el grupo -imposible con semejante aglomeración humana-, ni los entrenamientos se realizaron en un sitio determinado: simplemente se viajó por todo Brasil con lo que la condición física flaqueó de entrada.

            A pesar de todo esto, el combinado que dirigía Vicente Feola, podía tener confianza cara al futuro. Junto a los veteranos Gilmar, Djalma Santos, Garrincha y Zito, habían crecido nuevos valores: Gerson, Jairzinho y Tostao que junto con un Pelé todavía joven (25 años), iban a protagonizar en breve uno de los relevos mas impresionantes que se han conocido en el mundo del fútbol.

            Portugal, dirigido por el brasileño Otto Glória, participará por primera vez en la fase final de un Mundial. Y lo hará básicamente con la aportación del Benfica y del Sporting. Eusebio sigue marcando goles (37 en partidos oficiales) pero su equipo concluye la temporada 1965-66 en blanco. El Sporting lo supera en la Liga por un punto, la Copa (Taça de Portugal) se la lleva el Sporting de Braga y en la Copa de Europa, el Manchester United lo desintegra en los ¼ de final en Lisboa en la noche de la consagración de George Best como genio del fútbol mundial.

            [​IMG]
            Con el ataque del Benfica: José Augusto, Torres, Eusebio, Coluna y Simoes.

            Bien, Portugal y Brasil coinciden en el mismo grupo del sospechoso Mundial. Ese desagradable calificativo puede demostrarse en base a varios hechos que han quedado para la Historia: desde el lamentable espectáculo del ridículo árbitro alemán Rudolf Kreitlein con el argentino Rattin en el enfrentamiento de cuartos de final Inglaterra-Argentina de Wembley (*) hasta el despojo en el que un colegiado británico, Mr.Finney -casualidades- convirtió el Uruguay-RF Alemania de Sheffied también en cuartos. Desde que Inglaterra jugara todos los partidos en Wembley sin necesidad de ningún desplazamiento (se supo posteriormente que la semifinal Inglaterra-Portugal debía jugarse en Anfield) hasta el mítico gol fantasma de Hurst que decidió la final.

            (*) Es obvio que Kreitlein ni hablaba ni entendía español y que a Rattin le sucedía lo mismo con el alemán, pero admitamos que el rata lo fue a buscar después de que le señalara una falta a Perfumo cerca de la portería argentina. Por la forma en la que me miraba y hablaba, supe que me estaba insultando, dijo el colegiado. Ocho minutos tardó Rattin en abandonar el terreno de juego. El lance se produce en el minuto 33 de la 1ª parte. Demasiado pronto para quemar las naves en un partido en el que Inglaterra nunca se sintió cómoda. Un cabezazo de Geoffy Hurst a doce minutos del final originado por un grave desajuste defensivo, clasificó a Inglaterra para la semifinal y mandó a Argentina a casa.

            Pero lo peor fue la impunidad bajo la que se ampararon varios combinados para producirse con una dureza que muchas veces traspasó el umbral de la violencia. La semifinal entre Alemania (RFA) y la URSS fue espeluznante en ese sentido, aunque la diana principalmente era la selección brasileña y mas en concreto, Pelé. Fueron expulsados en toda la competición cinco jugadores, cuatro de ellos en partidos contra los alemanes que sacaron gran provecho de las irregularidades de todo tipo que se dieron, especialmente en la permisividad de los colegiados.

            El 12 de Julio de 1966, Brasil abre el grupo tercero enfrentándose a Bulgaria en el Goodison Park. En ese partido se advierten con claridad las primeras manifestaciones de lo que le esperaba a la canarinha en general y a su estrella en particular. Desde el arranque, los búlgaros inician una constante labor de demolición utilizando todos los medios a su alcance y sin ningún escrúpulo. Jetchev y Yakimov son los encargados de perseguir a Pelé con la complicidad del colegiado, el aleman Kurt Tschenscher. Pelé, finalmente lesionado en la rodilla a causa de un hachazo de Jetchev, sería baja para el próximo compromiso frente a Hungría.

            A pesar de todo, Pelé es el que abre el marcador a los quince minutos al lanzar un golpe franco por una falta cometida sobre él mismo en la frontal del área. Otra falta permite a Garrincha, ya entrada la segunda parte, establecer el 2-0 definitivo y permitía unas ciertas garantías de continuidad a un equipo concebido en torno a su figura.

            Feola alineó a Gilmar; Djalma Santos, Bellini, Altair, Paulo Enrique, Denilson, Garrincha, Lima, Jairzinho, Pelé y Alcindo.

            [​IMG]
            Los portugueses rematando a Pelé. Eusebio se interesa por su estado después de la doble patada de Morais justo en su maltrecha rodilla.

            Un día después, el 13 de Julio, Portugal debuta frente a Hungría en Old Trafford. Dos goles de José Augusto y otro del larguirucho Torres, acaban con los húngaros que solo pueden anotar gracias a un error del meta luso, Carvalho. Tampoco el arquero magiar Szentmihályi anda muy brillante especialmente en el segundo gol de Portugal. Eusebio luce en toda la segunda parte un vendaje en la cabeza.

            El equipo portugués que por primera vez debutaba en una fase final de un Mundial: Carvalho; Vicente, Morais, Baptista, Hilario, Coluna, Graça, José Augusto, Eusebio, Torres y Simoes.

            El 15 de Julio, otra vez en el Goodison Park, sin Pelé pero con Tostao y Gerson, Hungría se impone a Brasil por 3-1. Su primera derrota en una fase final de un Mundial desde 1954. Tostao iguala el gol inicial de Bene, pero Farkas, con un espectacular disparo ya en la segunda parte pone en ventaja a los magiares que redondean el marcador en la recta final con un justo penalty transformado por Meszoly.

            Portugal vuelve a Old Trafford para derrotar claramente a Bulgaria. Voustov anota en propia puerta y Torres y Eusebio acaban con la resistencia búlgara.

            Ante la amenaza real de ganar o ser eliminados que planteaba la ecuación del partido contra Portugal (19/7/1966), la dirección técnica brasileña se vio comida por la ansiedad. Feola cambió todo el sistema defensivo, guardameta incluido. Gilmar; Djalma Santos, Bellini, Altair y Paulo Enrique fueron sustituidos por Manga; Fidelis, Brito, Orlando y Rildo. Pero no acabaría aquí la reestructuración: entraban también Paraná, Silva, Denilson y Jairzinho. Solo Pelé y Lima repetían de la jornada inaugural contra los búlgaros. La decisión fue catastrófica. Hailton Corrêa de Arruda, conocido como Manga, era un excepcional portero pero ante Portugal fue responsable directo de dos goles. El cuarteto defensivo resultó aún mas vulnerable que el anterior y Pelé no estaba para jugar, pero salió al campo renqueante: los defensas portugueses Vicente y Morais se ensañaron con su rodilla dañada ante la intolerable pasividad del colegiado inglés, McCabe, y el brasileño debió abandonar el terreno de juego en la primera mitad para regresar tras el descanso como mera figura decorativa. De hecho, sobre la selección lusa acababa de cernirse una sombra muy difícil de disipar (*).

            La primera parte en Goodison terminó con ventaja portuguesa gracias a los goles -perfectamente evitables ambos- de Simoes y Eusebio. Tras una larga fase de dominio brasileño, Rildo acortó distancias en el minuto 73, pero a poco del final, de nuevo Eusebio, irrumpiendo entre la defensa de Brasil y con un poderoso remate desde cerca, coloca el 3-1 definitivo. Los lusos se convertían en uno de los favoritos para conseguir el título y la canarinha volvía prematuramente a casa.

            Portugal formó con: José Pereira; Vicente, Morais, Baptista, Hilario, Graça, Coluna, Jose Augusto, Eusebio, Torres y Simoes.

            (*) Lo cierto es que cuando la defensa portuguesa se comportó correctamente, su mediocridad técnica se manifestó con absoluta crudeza especialmente en los casos de Vicente, Hilario y el miserable Morais.

            [​IMG]
            Eusebio batiendo a Manga.

            23 de Julio de 1966. De nuevo en Goodison Park ya en los cuartos. Debió ser un Portugal-Italia, pero los coreanos del norte se empeñaron en escribir una de las páginas mas impactantes de la historia del fútbol en Middlesbrough días atrás. Y parecen dispuestos a seguir destrozando guiones: a los 25 minutos han triturado a la defensa lusa que muestra todas sus miserias ante una ofensiva imparable y que en condiciones normales, habría dejado el pleito sentenciado. Pero apareció Eusebio al rescate.

            A la media hora de partido, el mozambiqueño sorprende al portero coreano aprovechando una asistencia de Simoes y colocando el 1-3 en el marcador y justo antes del descanso transforma un penalty escandaloso sobre Torres. En el minuto 56, un remate marca de la casa de la pantera negra significa el empate y acto seguido, anota su cuarto gol en el segundo penalty del partido, esta vez cometido sobre él mismo. Un saque de esquina desviado por Torres y rematado por José Augusto en el minuto 80 cierra el marcador: 5-3. Portugal jugará la semifinal frente a Inglaterra en Wembley.

            Ante este partido, Otto Gloria sustituye a Vicente y Morais por Festa y Carlos. El resto del equipo permaneció inalterable. El esperado choque entre Nobby Stiles y Eusebio nunca se produjo y el futbolista portugués decepcionó un tanto las esperanzas de sus seguidores al ser controlado, sin demasiadas brusquedades, por el garbanzo negro del Manchester United. Los ingleses desarrollaron su mejor fútbol del Mundial gracias a un omnipresente Bobby Charlton autor de los dos goles (minutos 31 y 79). Poco después, una mano dentro del área de su hermano Jackie, la jirafa, muy eficaz en el marcaje por alto a Torres -otra jirafa-, originó un penalty que convertiría Eusebio en el definitivo 2-1. Portugal había desperdiciado una oportunidad que muchos le habían otorgado antes de celebrarse el encuentro y desde luego, no cogió un tren que tardaría mucho en volver a pasar (*).

            La selección portuguesa se despidió del Mundial el 28 de Julio de 1966 derrotando a la Unión Soviética en Wembley por 2-1 con goles de Eusebio -de penalty otra vez- y de Torres, consiguiendo la tercera plaza, la mejor clasificación de su historia. Eusebio, además, sería el máximo goleador del campeonato con 9 goles.

            (*) Un Eusebio todavía joven, no volvería ya a disputar otra fase final de un Mundial y la selección portuguesa tardaría veinte años en hacerlo.

            [​IMG]
            En Wembley, las lágrimas de Eusebio. Portugal no jugará la final.
             
            #11Villa Park,12 Feb 2016
            Última edición: 8 Jul 2017
            • Ganador Ganador x 1
            • the Last Breath

              the Last BreathMega Fútbol
              Miembro del equipo

              Registrado:
              26 Mar 2013
              Mensajes:
              9.166
              Me Gusta recibidos:
              1.186
              Increíble tema Villa Park, muy completo, muy bien explicado y redactado, de los mejores post que he llegado a ver honestamente.

              Es muy emocionante leer acerca de esos dos fenómenos y todo lo que acontecía a ellos y a sus respectivos equipos en los torneos que disputaron.

              Ya no tengo duda que ellos dos fueron las principales figuras de los 60's siguiendo Bobby Charlton y Gianni Rivera (aún no he podido decidir quien fue mejor de ellos dos).

              Tengo una duda: ¿A Pelé le llamaron "O'Rei" hasta 1970 luego de que fuera campeón del Mundial?

              También lástima por Eusébio que hasta en la Champions de 1966 el Benfica fue eliminado por el Manchester United.

              Por cierto ... solamente una sugerencia ... veo que le diste mucho énfasis al Campeonato Paulista pero también debiste mencionar todas las Taca Brasil que ganó el Santos pues jugaban los 16 campeones estaduales a eliminación directa a doble partido por lo que el margen de error debía ser lo menor posible para poder ganar y era considerado el torneo más importante de Brasil, de ahí salía el equipo que iba a la Libertadores y es considerado un torneo oficial que precede a la Serie A y con la misma importancia oficial.

              También el Robertao llegó a tener ese protagonismo como la Taca Brasil de 1967 a 1970 ... ese torneo era por invitación pero a los mejores equipos de Brasil y se jugaban como 16 o 17 equipos divididos en dos grupos (uno de 8 y otro de 9) entonces jugaban todos contra todos a doble partido y finalemente los mejores 2 equipos de cada grupo pasaban a la fase final que era un cuadrangular en donde igualmente eran todos contra todos a doble partido.
              Para darnos una idea de lo difícil que era, el Santos de Pelé solamente accedió en una sola ocasión al cuadrangular.

              Tanto la Taca Brasil como el Robertao son igual de importantes oficialmente que el Brasileirao pero precisamente en su tiempo gozaban de un mayor estatus siendo los torneos más importantes de Brasil y posiblemente los más difíciles de ganar a nivel mundial.

              Comparto un par de artículos en donde hablan de la importancia de ambos torneos:
              https://www.mondopalmeiras.net/perguntas-e-respostas-sobre-a-taca-brasil/
              https://www.mondopalmeiras.net/perguntas-e-respostas-sobre-o-torneio-roberto-gomes-pedrosa/
               
            • Villa Park

              Villa ParkEstrella Mundial

              Registrado:
              4 May 2014
              Mensajes:
              505
              Me Gusta recibidos:
              404
              Aún no terminé el post. Tienen que pasar muchas cosas todavía. Acabará cuando los dos dejan su equipo y arranca su aventura en USA. Y yo no sé cuando tardaré en completarlo.

              Yo escuché / leí por primera vez el calificativo de O Rei, después del campeonato de Méjico.

              Siempre que escribo algo sobre el fútbol de Sudamérica me siento como pisando cristales; te puedes cortar en cualquier momento. Y el brasileño es especialmente ... peculiar en cuanto a campeonatos y demás. Ahora mismo he llegado a 1966. Me he comido 3 títulos de la Taça Rio - Sao Paulo y 5 del Brasileirao. No está mal. Miraré de arreglarlo. El Robertao que gana el Santos es en 1968: aún no he llegado:rofl:. Y al paso que voy no se cuando llegaré.

              Agradeceré en general todo tipo de rectificaciones para que el post tenga un mínimo de dignidad especialmente en lo que respecta al Santos. Con el Benfica me siento mucho mas cómodo. Como dije, el post en principio era para Eusebio, pero la tentación era demasiado grande y cuando llegan los dos partidos de la Intercontinental de 1962, ya no resistí.

              Espero que no haya ningún santista por ahí.

              No subo videos. Son fáciles de encontrar porque son numerosos. En varios casos incluso con los partidos completos. Recomiendo el resumen del famoso 2-5 en Da Luz. Dos goles de Pelé, el 0-2 y el 0-4, son de locura.

              Seguiremos.
               
              #13Villa Park,13 Feb 2016
              Última edición: 13 Feb 2016
              • Me Gusta Me Gusta x 1
              • Villa Park

                Villa ParkEstrella Mundial

                Registrado:
                4 May 2014
                Mensajes:
                505
                Me Gusta recibidos:
                404
                LOS MEJORES AÑOS DE NUESTRAS VIDAS (3)
                [​IMG]

                Tras el Mundial, el Benfica llega a un acuerdo con el Inter de Milan para traspasar al delantero mozambiqueño. Esta operación -que contaba con el OK de las autoridades portuguesas-, no llegó a materializarse nunca, dado que la federación italiana decretó la prohibición de contratar futbolistas extranjeros, muy posiblemente a causa de la catástrofe mundialista ante Corea del Norte.

                Eusebio seguirá rindiendo a gran nivel, pero los reveses en el aspecto internacional, se sucederán, no así en la competición doméstica, en la que Benfica reafirmará su superioridad consiguiendo tres campeonatos mas: 1967, 1968 y 1969, siendo el mozambiqueño el máximo goleador en las dos primeras con 31 y 42 goles (*).

                (*) En aquél entonces, el campeonato de Liga en Portugal constaba de 14 equipos = 26 partidos. El promedio es impresionante.

                Por mucho que la pantera negra declarara en su día que el mejor estadio en el que he jugado ha sido Wembley, los recuerdos de ese templo no son los mejores para el formidable delantero. Allí perdió en 1963 su primera final de la Copa de Europa frente al AC Milan, en 1966 vio truncado su sueño de alcanzar la final del Mundial y el 29 de Mayo de 1968 regresaba para disputar otra final europea, la que sería su última, al Manchester United.

                [​IMG]
                La última aparición en una final Europea de Eusebio. Wembley, 1968.

                Vaya por delante que el United -con indumentaria azul-, mereció ganar la final de la XIII Copa de Europa por dominio y ocasiones. El Benfica, agazapado, solo sacó las uñas en un latigazo de Eusebio en la primera parte que se estrella en la cruz de la meta de Stepney y ya en el último cuarto de hora de partido a raíz del gol de Jaime Graça que igualaba el de Bobby Charlton del minuto 53. Y lo que es el fútbol, es Alex Stepney el que salva a su equipo de una derrota posiblemente segura, cuando a poco del final le detiene a Eusebio un remate desde muy cerca en apariencia imparable que habría significado un vuelco insospechado en el partido y la gloria continental para el mozambiqueño y para el Benfica que entrenaba Otto Glória.

                Ya en la prórroga, los portugueses -con varios de sus elementos muy cerca de entonar el canto del cisne, y algunos, de la importancia de un Mario Coluna-, se deshacen como azúcar en el café. El Manchester United termina imponiéndose por 4-1 y el Benfica desaparecerá progresivamente de la elite europea, una elite a la que no volvería mas (*).

                Los águilas jugaron con: José Henrique, Adolfo, Humberto, Jacinto, Cruz, Graça, Coluna, José Augusto, Eusebio, Torres y Simoes.

                (*) Nadie en su sano juicio, en el verano de 1968, habría intuido que diez años después, iba a emerger desde las catacumbas donde había desarrollado una larga hibernación iniciada en 1959 el Oporto y que, con el tiempo, superaría al glorificado Benfica en títulos continentales.

                [​IMG]
                Paddy Crerand en el suelo. De izquierda a derecha, José Augusto, Bobby Charlton, Torres, Best, Coluna y Eusebio. Recupero el párrafo de "La guerra de las dos rosas" que corresponde a esta acción: " ... sobre la media hora de partido hace (Nobby Stiles) que el delantero portugués pierda los nervios cuando en la línea de medios y con el benfiquista controlando el balón de espaldas a la portería, le atiza una patada en el tobillo y un empujón todo a la vez y por el mismo precio. En rápida sucesión, Charlton y Sadler le entran por detrás y el que paga los platos rotos es Paddy Crerand que recibe un rodillazo del mozambiqueño. En la breve trifulca que se organiza, Nobby acaba zarandeado por los portugueses, mucho mas corpulentos, que casi le arrancan la camiseta".

                Eusebio disputó aquella final lesionado. Fue operado once días después. La rodilla empezaba a martirizarlo. Era la segunda intervención; la primera se produjo tras el tercer partido de la Libertadores de 1961 contra Peñarol. La operación se retrasó para que pudiera participar en la cita de Wembley lo que originó cierta polémica posterior cuando surgió el argumento de que el Benfica no cuidaba suficientemente a su gran estrella (*) El mozambiqueño declaró en su momento que había perdido la cuenta de las veces que tuvo que jugar lesionado durante su carrera. Al 30 o 35 por ciento saltaba al campo, porque imponía respeto al adversario. También comentó la cantidad de golpes que se había llevado, algunos a propósito y sobre todo, detestaba las patadas por detrás: Me daban ganas de dar una paliza, pero ahí se quedaba, un jugador tiene que saber estar.

                (*) Tras ser intervenido, un Eusebio renqueante que no había llevado a cabo una completa recuperación, debió cumplir con los compromisos del Benfica en una gira por América del Sur y actuando en todos los partidos.

                [​IMG]
                Eusebio, amenazando al Manchester United. Observese en la barrera a Charlton y Best.


                Cuatro meses después del Mundial de Inglaterra, arranca la fase previa de clasificación para la Eurocopa de 1968. Portugal se encuadra dentro de un grupo en el que se encuentran Bulgaria, Suecia y Noruega. El fiasco será mayúsculo: los búlgaros se clasificarán con una claridad insultante. El 26/11/1967 superan a los lusos en Sofía por 1-0 y consiguen el billete para la fase final una jornada antes. Sumarán 10 puntos y Portugal solo 6.

                Y da Luz, que en 1966 fue testigo de la explosión de un George Best con apenas 20 años, dará fe ahora de la irrupción de una banda de holandeses que en breve van a cambiar el concepto del fútbol poniéndolo patas arriba. El fútbol total, recuerden. El asunto arranca en el Stadion de Meer de Amsterdam (12/2/1969) cuando Ajax y Benfica se citan para la ida de los cuartos de final de la Copa de Europa. El Ajax, que ya cuenta con futbolistas como Swart, Hulshoff, Keizer y Cruyff y lo dirige Marinus Michels, es claramente superado por el Benfica por 1-3 con goles de Jacinto, Torres y José Augusto.

                La vuelta en Lisboa (19/2/1969) parece un trámite pero no lo será. A los 31 minutos de partido, dos zarpazos de un Johan Cruyff con 21 años y otro de Danielsson colocan el marcador en un inimaginable 0-3. Por fin, Torres en la recta final, anota el 1-3 que posibilita un partido de desempate. Eusebio se queda en blanco en un año especialmente desafortunado en cuanto a números: por primera vez desde 1964 no es el máximo goleador de la Primeira Liga y tampoco anotará en el partido decisivo que se disputa en París, en el estadio de Colombes -Stade Olympique Yves du Manoir- donde el 5 de Marzo de 1969 y en medio de un apasionado ambiente, se decide el semifinalista. Tras 90 minutos sin goles, Cruyff abre el marcador en la prórroga y Danielsson golea por partida doble. Ajax 3, Benfica 0 (*).

                [​IMG]
                En da Luz, el trámite que no fue tal.

                Otto Glória alinea a José Enrique; Jacinto, Humberto Coelho, Adolfo, Toni, Graça, Cruz, Humberto Fernándes, Eusebio, Torres y Simoes (José Augusto).

                (*) El Ajax llegaría a disputar la final el 28 de Mayo de 1969 contra el AC Milan en su primera aparición estelar en Europa. La derrota por 4-1 no impidió que solo dos años después irrumpieran definitivamente con un ciclo inolvidable.

                Y las calamidades internacionales para Eusebio no se detienen. Portugal tampoco se clasifica para el Mundial de Méjico ´70 tras una liguilla absolutamente lamentable en la que acaba en la última posición con 4 puntos y con solo una victoria. Rumania es la que consigue el pasaporte con 8. Grecia y Suiza sumaron 7 y 5 respectivamente. Cuando el 16/4/1969, Suiza derrota a los portugueses en el Estadio da Luz por 0-2, una generación entera -Eusebio incluido- ha bajado la persiana, agotadas las existencias. El jugador -que acaba contrato- entra dentro de un contexto muy complicado: por primera vez es señalado como uno de los responsables del fracaso. Y es que Eusebio, que solo tiene 27 años, ya no es el de antes. Está machacado por las lesiones y pide tiempo para recuperarse.

                Además, la cúpula del Benfica se encargó de envenenar la renovación de su contrato. El jugador pretendía mejorar sustancialmente su ficha (desde 1966 a 1969, había percibido 1.600.000 escudos, algo mas de 23.000 dólares, increíble para un jugador de su categoría) y no aceptó la oferta que le hizo el presidente Duarte Borges Coutinho. Le apoyó desinteresadamente el abogado y amigo del futbolista, el doctor Silva Resende, que desde hacía tiempo era el abanderado de una campaña destinada a terminar con la situación del fútbol profesional en Portugal, donde los clubes hacían y deshacían a su antojo (*). Eusebio, por tanto, se convirtió en el primer jugador en acompañarse de un representante para renovar su contrato, cosa que sentó como un tiro a los dirigentes benfiquistas los cuales se negaron a negociar con el letrado, exigiendo hacerlo con el futbolista.

                (*) El gobierno que por aquellos años presidía Américo Tomás llegó a declarar a Eusebio Patrimonio de Portugal, lo que impedía cualquier negociación y mucho menos un posible traspaso a otro club. Eso fue revocado en el verano de 1966. Demasiado tarde para el delantero pues tanto España como Italia, que eran los mejores destinos, tenían las fronteras cerradas a la importación de extranjeros.

                Finalmente y tras un serial que duró todo el verano, el 11 de Septiembre, Eusebio firmó su nuevo contrato con el Benfica. Tres años = 4.000.000 de escudos = muy cerca de los 67.000 dólares = el mejor contrato que se había firmado hasta la fecha en Portugal, que siguió generando polémica.

                [​IMG]
                No fue gol. Eusebio en el Hampden Park.

                Y ahora será la moneda la que eliminará al Benfica de la Copa de Europa en los octavos de final. Nos vamos al Hampden Park, el hogar del Celtic de Glasgow. Es el 12 de Noviembre de 1969. Los escoceses -campeones en 1967- golean 3-0 y Eusebio es sustituido en la 2ª parte por Artur Jorge. La vuelta se juega el 26 de Noviembre. Esta es la crónica de El Mundo Deportivo:

                El Benfica ha realizado ante 50.000 espectadores, en el estadio da Luz, la proeza de vencer por 3-0 al Celtic de Glasgow, igualando así el tanteo conseguido por el cuadro escocés en el partido de ida.

                La prórroga de media hora jugada a continuación, no alteró el resultado por lo que se procedió, ante el árbitro holandés Rawens, el sorteo correspondiente. La moneda favoreció al Celtic que se califica así para los cuartos de final.

                El encuentro ha sido emocionante y terriblemente espectacular porque el Celtic presentó siempre batalla, pero se encontró esta vez ante un Benfica a nivel europeo, irresistible y de gran juego.

                Eusebio abrió el marcador a los 17 minutos, para después establecer Graça el 2-0 con el que se llegó al descanso.

                Animado por el público, el Benfica se lanzó a un ataque desesperado en el segundo tiempo. Cuando parecía que el resultado ya no iba a ser alterado, en la última jugada, en el minuto 90, una falta lanzada por Simoes fue rematada por Diamantino consiguiendo el 3-0. El entusiasmo en los graderíos fue enorme y muchos espectadores saltaron al campo para abrazar a sus jugadores.

                El Benfica, que jugó sin Eusebio en este segundo período por lesión, intentó en la prórroga de media hora redondear su hazaña, pero el Celtic, mas entero físicamente, resistió la avalancha lusitana, de forma que hubo que proceder al sorteo ya referido (*).

                El Benfica jugó con José Henrique; Malta da Silva, Messias, Toni, Alfonso, Graça, Raúl Aguas (Diamantino), Coluna, Artur Jorge, Eusebio (Víctor Martins) y Simoes.

                (*) Es grotesco que una eliminatoria de este calibre debiera decidirse por el lanzamiento de una moneda, pero en aquellos tiempos era lo que se llevaba. No fue la primera en solucionarse de esa guisa. De todas formas, la maldición de Bela Guttmann seguía funcionando a todo trapo.



                 
                #14Villa Park,19 Feb 2016
                Última edición: 19 Feb 2016
                • Ganador Ganador x 1
                • Villa Park

                  Villa ParkEstrella Mundial

                  Registrado:
                  4 May 2014
                  Mensajes:
                  505
                  Me Gusta recibidos:
                  404
                  LOS MEJORES AÑOS DE NUESTRAS VIDAS (4)
                  [​IMG]

                  A todo esto, resulta que Pelé ha renunciado a la selección. Lo hizo en caliente, poco después del duelo contra Portugal en Goodison Park el 19 de Julio de 1966. A sus 25 años no es una buena decisión pero está harto tras lo vivido en Inglaterra. Si esto es una guerra, yo cuelgo las botas, dijo. Con el Santos iniciará un nuevo ciclo con Mazzei como entrenador y el objetivo será reconquistar el planeta, un objetivo que no se alcanzaría aunque en un triangular disputado en EEUU en el otoño de 1966 se apuntara el triunfo ante el Inter y Benfica. En el Campeonato Paulista, y siguiendo un extraño paralelismo con los portugueses, el Santos se apunta tres títulos seguidos también en 1967, 1968 y 1969, además del Brasileirao y el Robertao de 1968 pero excepto en el último año del ciclo, 1969 en el que consigue otra vez ser el máximo goleador en el paulista con 26 goles en 25 partidos, los números de Pelé han declinado un tanto. Ese ciclo ganador, cerrará una larga etapa del club santista.

                  En 1968 reconsidera su postura y regresa a la selección, cuando el Mundial de Méjico 70 empieza a convertirse en una obsesión para los brasileños. El seleccionador Joao Saldanha, que ha sustituido a Aymore Moreira, configura un equipo con mayoría de jugadores de Santos y Botafogo pero problemas con el inefable Joao Havelange provocan su despido y la entrada en escena del lobo Zagalo ayudado por Carlos Alberto Parreira y Claudio Coutinho.

                  Antes, y en un espectáculo mediático sin precedentes, el 19 de Noviembre de 1969, Pelé consigue su gol número 1.000 en Maracaná ante el Vasco da Gama (*).

                  (*) Sin embargo, algunos historiadores le conceden a Arthur Friedenreich (futbolista entre 1909 y 1935) mas goles que a O Rei en global: 1379 por 1284.

                  En el sorteo mundialista, Brasil quedó encuadrada en el grupo III junto con Inglaterra, Checoslovaquia y Rumania.

                  [​IMG]

                  El torneo apuntaba a un claro favorito: Brasil, que con la presencia de Pelé, se aseguraba un arma psicológica que pocos rivales podían resistir. Eso quedó certificado en el Estadio Jalisco de Guadalajara -todos los enfrentamientos del grupo III se dirimieron en ese recinto-, el 3 de Junio de 1970, cuando a los checos les cayó encima un alud incontenible a pesar de abrir el marcador. A lo largo del encuentro se manifestó claramente un Pelé muchísimo mas colectivo, constructivo y tan genial como en el pasado, poseedor de una técnica incomparable que nos deja una de sus perlas: un misil tierra-tierra desde el círculo central viendo al portero checo adelantado, quien retrocede desesperado intentando recuperar la posición sin ninguna posibilidad de llegar a tiempo.

                  El mismo Pelé lo recuerda: “Durante este partido estuve a punto de conseguir uno de los goles mas inolvidables de mi carrera. En filmaciones y en partidos que había jugado en Europa, me di cuenta de que los guardametas europeos tenían tendencia a abandonar su posición en la portería mientras el juego se desarrollaba en la otra mitad del campo. El portero checo, Víktor, la tenía. En ese momento recibí la pelota situado todavía en nuestro campo y Víktor observaba el juego lejos del marco: había llegado el momento que esperaba. Casi sin pensar, disparé. Desgraciadamente, el balón pasó rozando el poste”.

                  Pelé aparte, se advertía el enorme trabajo del inagotable Gerson en la zona ancha, los desbordes irresistibles de Jairzinho y las aceleraciones de Rivelino, complementadas con su patada atómica.

                  El equipo que inauguró aquél Mundial fue: Félix; Carlos Alberto, Brito, Piazza, Everaldo, Clodoaldo, Jairzinho, Gerson (Paulo César), Tostao, Pelé y Rivelino.

                  El 7 de Junio se enfrentan Brasil e Inglaterra. La canarinha no puede disponer de Gerson, lesionado, y la batalla fue fascinante y llena de buen fútbol. La baja del formidable organizador provoca que el equipo se retrase mas de lo normal y que la transición hacia la zona caliente sea mas trabajosa. Los ingleses tienen sus oportunidades -en especial, un remate de Francis Lee que Félix salva milagrosamente- y el meta Gordon Banks realiza la mejor intervención de la competición, cuando tras un centro de Jairzinho, Pelé cabecea hacia abajo desde la frontal del área pequeña y en un alarde de reflejos, consigue despejar increíblemente el balón por encima del larguero.

                  [​IMG]
                  Ha terminado el Brasil-Inglaterra. Con Bobby Moore.

                  En la reanudación, Banks sigue en modo superior cuando le rechaza a Rivelino una de sus patadas atómicas, pero en el minuto 59, Pelé recibe un balón de Tostao, atrae hasta a tres defensas ingleses y asiste a Jairzinho que está a su derecha. Su disparo es mortal de necesidad y decide un partido en el que cualquier resultado pudo ser posible viendo las oportunidades de unos y otros. Jeff Astle tuvo una clarísima a poco del final tras un error incalificable de Everaldo al intentar despejar el balón. Su remate pasó a dos dedos del palo.

                  Brasil cierra su actuación en el grupo III, el 10 de Junio con una trabajada victoria (3-2) ante Rumania -que presentó una imagen de violencia reprobada por los espectadores en sus tres intervenciones- y en el que se confirma lo que ya se insinuó en el enfrentamiento contra los checos y los ingleses: hay grietas en defensa. Esa vulnerabilidad no fue ocasional, sino constante; solo hay que visionar los 7 goles encajados por la canarinha en el Mundial: regalos de Clodoaldo, Brito, Everaldo y el meta Félix. La solución a la avería -¡y vaya solución!- era emular a la gran selección húngara de los años 50: marcar mas goles que el adversario.

                  El partido de cuartos de final ante Perú (14/6/1970) fue un espectáculo maravilloso. Ha vuelto Gerson y los peruanos cuentan con Teófilo Cubillas, Hugo el cholo Sotíl y el capitán es Héctor Chumpitaz. Su seleccionador es Waldir Pereira Didí, bicampeón mundial en 1958 y 1962. Brasil -que seguirá en Guadalajara excepto en la final-, gana 2-0 a los 15 minutos: la patada de Rivelino y Tostao en un error del arquero Rubiños muy similar al de Félix cuando Gallardo recorta antes del descanso. Brasil ha tenido ocasiones clarísimas para decidir el partido (Tostao y Pelé) pero no lo ha hecho. En la 2ª parte, Jairzinho proyecta un latigazo con la pierna derecha que roza el palo y Tostao, aprovechándose de un rechace de Rubiños a disparo de Pelé, restablece la diferencia: 3-1. Perú no se rinde. A falta de 20 minutos para el final, Cubillas vuelve a recortar explotando las miserias de la defensa brasileña y acto seguido, no empata de verdadero milagro.

                  Tiene que ser Jairzinho el que acaba con el sufrimiento en el minuto 75, inventándose un fantástico movimiento que desborda al portero peruano y que con apenas ángulo, establece el definitivo 4-2.

                  [​IMG]
                  Nadie pudo detenerlos.

                  17/6/1970. Veinte años después del Maracanazo, Brasil y Uruguay vuelven a encontrarse en un Mundial. Ahora, en semifinales. Los uruguayos toman pronto el mando del partido y se adelantan en el marcador gracias a otra laguna de la zaga brasileña: en el minuto 18, Brito le regala una pelota a Morales quien asiste a Luis Cubilla; su extraño y blando remate cruzado, bate a un descolocado Félix. Brasil sobrevive en el descuento de la primera parte cuando Clodoaldo irrumpe en la cocina charrúa gracias a una asistencia de Tostao consiguiendo el empate.

                  Bien entrada la segunda parte, a los 75 minutos, Jairzinho se escapa de Matosas y su remate es imparable para Mazurkiewicz. Y a dos minutos del final, Félix, en un alarde de reflejos, salva un cabezazo absolutamente letal, otra vez de Cubilla. Ya en el descuento y en una contra, Pelé le regala a Rivelino el 3-1. Antes, Pelé obsequia al mundo entero con uno de los momentos mágicos mas inolvidables de su carrera cuando, tras un pase en profundidad de Tostao, quiebra con el cuerpo a Mazurkiewicz -que no era un portero cualquiera- y su remate, como el famoso misil al portero checo Víktor desde mas de 50 metros, pasaría lamiendo el palo.

                  Estadio Azteca, 21 de Junio de 1970. Una Italia que, pese a conseguir solo un gol en tres partidos se clasifica primera en su grupo, redimiéndose de sus pecados del pasado Mundial, goleando a Méjico en cuartos (4-1) y superando a Alemania en semifinales tras una prórroga de locura (4-3), se opondrá a Brasil en la final.

                  Félix (Flumínense); Carlos Alberto (Santos), Brito (Flamengo), Piazza (Cruzeiro), Everaldo (Gremio), Clodoaldo (Santos), Jairzinho (Botafogo), Gerson (Sao Paulo), Tostao (Cruzeiro), Pelé (Santos) y Rivelino (Corinthians).

                  Llovió durante toda la mañana pero misteriosamente, dejó de hacerlo poco antes de que el árbitro de la entonces Alemania Oriental, Gloekner, indicara el inicio del partido.

                  Muy pronto, un Gerson hiperactivo, empezó a generar inquietud en la retaguardia italiana. A los 19 minutos, un centro de Rivelino lo cabecea impecablemente Pelé ganándole la acción a Burgnich. A los 37, llega el empate en uno de los errores mas graves de la defensa de Brasil en el Mundial: un desplazamiento lateral en zona defensiva de Brito, lo intenta controlar de espuela Clodoaldo generando una pérdida de balón de la que se aprovecha Boninsegna. 1-1.


                  [​IMG]
                  Pelé acaba de abrir la cuenta en la final.

                  En la segunda parte, la multitud empezó a impacientarse. Italia mantenía a raya a los brasileños con una defensa impermeable y con inquietantes contras. De todas formas, la carga tardó un cuarto de hora en llegar: una patada atómica de Roberto Rivelino manda la pelota al larguero. A partir de ese momento, los italianos no ven ni un balón y el extraordinario, dinámico y obstinado Gerson, lanza un latigazo con la izquierda desde la frontal del área que ni Albertosi ni ningún guardameta del mundo, hubieran podido detener. Estamos en el minuto 66 y a Italia se le va a hacer muy largo el resto de la final. Solo cinco minutos mas tarde, Gerson centra hacia Pelé que con la cabeza asiste a Jairzinho: 3-1. A dos minutos del final, Jairzinho combina con Pelé, este pisa el balón y espera la llegada de Carlos Alberto por la derecha para regalarle el cuarto gol después de un obús del lateral brasileño con una canarinha absolutamente desatada y a la que no había forma humana de frenar.

                  Para la selección brasileña en general y para Pelé en particular, el torneo fue un desquite completo de las desdichas acaecidas cuatro años atrás. Ni una derrota, ni un empate, ni una prórroga, en una marcha imparable e irresistible hacia la que aún se denominaba Copa Jules Rimet. Fueron seis victorias indiscutibles con 19 goles a favor. Brasil encarnó el espíritu de la America Latina, que había esperado este momento tras los escándalos de Inglaterra ´66. La canarinha estuvo por encima de todo ... incluso de su nefasta defensa.

                  En el arranque del Mundial, Pelé maniobraba en una posición un tanto retrasada en la que evidenciaba todas las facetas de su talento como constructor antes de aparecer en el ataque. Sus chispas de genio causaron sensación. Rivelino alternaba desbordes por la banda con bruscas penetraciones por el interior culminadas con sus patadas atómicas e incluso destacó por su trabajo en el centro del campo. Jairzinho, se especializaba en desenvolverse por las bandas, pero cuando rompía hacia adentro, arrastraba a sus marcadores -Facchetti por ejemplo, en la final- abriendo una vía por la que irrumpía el lateral Carlos Alberto.

                  Gerson era el maestro en la zona de creación que además, tenía llegada, lucidez, inteligencia y autoridad. Tostao era otro trabajador infatigable con técnica, una imaginación sin límite alguno y una extraordinaria visión de todo el juego. Con todos estos elementos y con el amplio abanico de posibilidades que ofrecían, incluso la aportación en ataque de Clodoaldo, Brasil llevó a cabo una serie de diversos movimientos colectivos inesperados y espontáneos con una maestría impresionante. Sin duda los dos futbolistas esenciales en este aspecto fueron Pelé y Gerson.

                  [​IMG]

                  Lo cierto es que después de los Mundiales de Chile e Inglaterra, con bajos tanteos, dureza, polémicas arbitrales, expulsiones y hostilidad, el de Méjico fue un soplo de aire fresco; entretenido y apasionante. Y Pelé se convierte en el primer y único jugador en ganar tres Mundiales.

                   
                  • Ganador Ganador x 1
                  • Villa Park

                    Villa ParkEstrella Mundial

                    Registrado:
                    4 May 2014
                    Mensajes:
                    505
                    Me Gusta recibidos:
                    404
                    LOS MEJORES AÑOS DE NUESTRAS VIDAS (y 5)
                    [​IMG]

                    A la pantera negra, que continua goleando aunque sea con registros inferiores, parece que por los siglos de los siglos, se le siguen negando los éxitos mas allá de la Primeira Liga. Su último ciclo ganador en esta competición será el de 1971, 1972 y 1973. Pero no hay forma humana de recolocar a las aguilas en el mapa continental. El último intento llega en la primavera de 1972 cuando vuelve a enfrentarse en la Copa de Europa al Ajax, esta vez en semifinales. En el Olímpico de Amsterdam (5/4/1972), solo un cabezazo de Swart en el minuto 64 acaba con la resistencia lusa. El Benfica que entrenaba el inglés Jimmy Hagan salió con José Enrique; Humberto, Artur, Adolfo, Messías, Toni, Graça, Nené, Eusebio, Artur Jorge y Jordao (Baptista).

                    La vuelta en da Luz el 19 de Abril de 1972 ante 58.953 espectadores, acaba con empate a cero. El Benfica -al que le falta inspiración por mas que peleó los 90 minutos-, presenta el mismo equipo que en la ida y ya en los últimos minutos, Diamantino sustituye a Toni y Baptista a Artur Jorge.

                    Ya con 31 años, disfruta de una revitalización notable en la temporada 1972-73. El Benfica arrasa en la liga con 28 victorias y 2 empates sobre 30 partidos. Es el primer campeón invicto. Eusebio anota nada menos que 40 goles con lo que se adjudica su segunda Bota de Oro -ocho años después- por delante del búlgaro Petar Jekov y del alemán Gerd Müller. Pero de nuevo, en el plano internacional, las desilusiones se ceban con la pantera negra. El grupo en el que Portugal deberá pelear por el pasaporte al Mundial de Alemania ´74 -Bulgaria, Irlanda del Norte y Chipre- no es el mas duro, pero el activo luso ya no da para mucho. El 2-2 que arrancan los búlgaros en da Luz (14/10/1973) es definitivo. Portugal se encuentra en medio de la interminable travesía por el desierto y definitivamente Eusebio no participará en otro Mundial.

                    [​IMG]

                    El 25 de Septiembre de 1973, el Benfica homenajea a su máxima estrella en da Luz tras 13 años de total y apasionada dedicación. Todo empieza a sonar a despedida. En la temporada 1973-74, marca 16 goles en la Liga y el campeón será el Sporting. En la 1974-75, última temporada de Eusebio en las aguilas, es masacrado por las lesiones. Además, acaba contrato. Solo puede disputar 9 partidos ligueros y anotar 2 goles en lo que será el 21º campeonato del Benfica. En el verano de 1975, con 33 años, firma un contrato con los Boston Minutemen (*) para participar en la liga estadounidense siguiendo los pasos de Pelé.

                    (*) Lo haría junto con otra leyenda benfiquista, una especie de alma gemela : Antonio Simoes. Ambos debutaron con el primer equipo en 1961 y se despidieron en 1975.

                    Pelé, una vez alcanzado el objetivo del tricampeonato mundial, prepara su despedida -esta vez, definitiva-, de la selección. Ello se producirá el 18 de Julio de 1971 cuando jugará su último partido con la canarinha ante Yugoslavia en Maracaná. En 1973, el Santos recuperará el paulista -que estrenaba normas- aunque fuera compartiéndolo con la Portuguesa, en el momento mas extravagante de ese campeonato a lo largo de su historia pero tanto la forma del equipo como especialmente la del jugador, ya andaban muy lejos de la de años antes. Se escribió que el nivel del paulista de aquella edición, fue paupérrimo.

                    Aconteció en el Estadio do Murumbi, en Sao Paulo, el 26 de Agosto de 1973 ante 116.156 espectadores. Santos y Portuguesa se jugaban el campeonato. Pelé quería ese título porque sabía que iba a ser el último de su carrera. El partido y la prórroga posterior, en el que O Rei envía dos balones a los palos, acaba con empate a cero por lo que el campeón saldrá de la tanda de penaltis. El árbitro, Armando Marques, iba a pasar a la Historia por un error garrafal en la contabilización de los lanzamientos, lo que provocaría que el campeonato, por primera vez, fuera ex aequo.

                    Santos convierte dos de tres lanzamientos y Portuguesa falla los tres. En ese momento, da por finalizada la tanda cuando, matemáticas en mano, la Portuguesa tenía aún opciones de empatar. Cuentan que sus jugadores, en los momentos en que Santos estaba celebrando el título, se apercibieron de la irregularidad y desaparecieron rápidamente hacia los vestuarios, abandonando Murumbi a toda velocidad, de forma que cuando el inefable Marqués cayó -o le informaron-, en la cuenta del tremendo error cometido, pretendiendo que regresaran al campo para completar los lanzamientos, ya era tarde. La Federación Paulista de Fútbol no tuvo mas remedio que declarar dos campeones.

                    [​IMG]
                    Santos, 1973.

                    Joao Havelange y Zagalo, el seleccionador brasileño, intentan convencerlo para que participe en el Mundial de Alemania ´74 ante las dificultades para armar un once con garantías, pero Pelé está agotado y ya ha tomado una decisión (*).

                    (*) Bien, a Tostao lo retiró prematuramente una lesión en la retina con solo 26 años, Carlos Alberto y Gerson ya no estaban en activo y Rivelino y Jairzinho eran una sombra en comparación con Méjico´70. El panorama era complicado.

                    El Santos fue, sin duda, el equipo mas viajero de la historia del fútbol brasileño y no queda claro si también del mundial. Las giras interminables por todo el mundo se iban sucediendo y explotaron el filón que era Pelé desde el principio de su carrera hasta el mismo año de su retirada cuando el Santos y su estrella estaban ya en evidente declive. En los 18 meses antes de la despedida con su club, la gira abarcó América del Sur, El Caribe, EEUU, Europa, Asia y Australia. Santos parecía decidido a exprimirme hasta el último centavo antes de acabar mi contrato, diría O Rei.

                    Su última aparición en el feudo del Corinthians revistió caracteres emotivos: la afición del timao, olvidando la rivalidad, batió el record de recaudación agitando pancartas con el nombre de Pelé y aclamándole como si fuera uno de los suyos.

                    El 3 de Octubre de 1974, en el Vila Belmiro de Campinas y ante el Ponte Preta, Pelé juega su último partido con el Santos. Está dolorido por el estrés y se somete a todo tipo de rehabilitaciones para poder jugar. A los 21 minutos de partido, inesperadamente, cogió la pelota con las dos manos, se arrodilló en el centro de la cancha y levantó los brazos. Eso es todo, amigos, se acabó. Tras la sorpresa inicial, todo el mundo se dio cuenta de que Pelé estaba determinando el final de su carrera. Le faltaban dos semanas para cumplir 34 años.

                    [​IMG]

                    Posteriormente, Pelé padeció gravísimos problemas económicos a causa de una mala inversión financiera. La solución no era otra que volver a los terrenos de juego. Clive Toye, el propietario del Cosmos de Nueva York, se puso en contacto con él y le ofreció un contrato por tres años (*) que se firmó en Junio de 1975. Permaneció en el Cosmos hasta el 1 de Octubre de 1977, fecha en la que colgó las botas definitivamente a los 37 años.

                    (*) Pelé llegó a tener ofertas serias de la Juventus, Madrid, AC Milan y América de México, pero no estaba dispuesto a volver a su vida anterior y escogió la opción USA; un fútbol mucho menos exigente y en nada estresante.

                    El periplo de Eusebio da Silva Ferreira post Benfica, fue mas largo. Entre 1975 y 1976 actúa en los Boston Minutemen, CF Monterrey, Toronto Blizzard con un paréntesis en el modesto Beira Mar portugués. Entre 1977 y 1979, participa con Las Vegas Quicksilvers , otra vez en un equipo de Portugal de segunda línea, el UFCI Tomar, y acaba en el New Jersey Americans, y como O Rei, con 37 años. Quizás no debió prolongarlo tanto.

                    Y también, como Pelé, atravesó dificultades económicas. Invirtió gran parte de lo ganado como futbolista en terrenos e inmuebles en Mozambique, pero la independencia de la colonia en 1975, como consecuencia de la Revolución de los Claveles de un año antes en Portugal y el fin de la dictadura, trajo consigo la nacionalización de las propiedades que llevó a cabo el nuevo gobierno de ideología marxista de la ya ex colonia. Eusebio había sido desposeído de todos sus bienes en su país natal.

                    Volvería al Benfica para dirigir la escuela de fútbol infantil y juvenil y sobre todo, para convertirse en su embajador.

                    A la pantera negra la acabó derrotando su corazón veinte días antes de cumplir los 72 años, el 5 de Enero del 2014. La despedida, en el Estadio da Luz, fue conmovedora. El Gobierno portugués decretó tres días de luto.

                    Borges Coutinho, ex presidente del club: El Benfica siempre estará en deuda con Eusebio.

                    Eduardo Galeano, periodista y escritor: Nació destinado a lustrar zapatos, vender maníes o robar a los distraídos. Altas piernas, brazos caídos, mirada triste. El principio de un recorrido de magia y de gloria.

                    In memoriam.

                    [​IMG]

                    O Rei fue nombrado en 1977 embajador de las Naciones Unidas con la condecoración de Ciudadano del Mundo en el mismo pack. En 1994 se convierte en asesor ejecutivo del Santos. En 1980 es proclamado como Atleta del Siglo y en el 2000 queda en segunda posición en los premios al Deportista del Siglo, tras Muhammad Alí.

                    Su vida privada es digamos que agitada. Tres matrimonios, abundantes flirteos y siete hijos reconocidos, uno de ellos condenado a 33 años de cárcel por lavado de activos procedentes del narcotráfico.

                    Johan Cruyff dijo de él: Es el único futbolista que ha superado los límites de la lógica. Y Bobby Charlton: A veces siento que el fútbol se inventó para este futbolista mágico.

                    Pepe, su compañero de ala en el Santos, diserta: Era muy difícil saber lo que maquinaba aquella cabeza. La sensación era que pensaba una cosa y luego, hacía otra. No podía jugar cualquiera a su lado y yo lo hice durante doce años.

                    Tarsicio Burgnich, el lateral derecho de la azzurra del Mundial del 70 que se enfrentó en la final a Brasil, es definitivo: Antes del partido me decía “Pelé es de carne y hueso como yo”. Estaba equivocado.

                    Cumplirá en Octubre 76 años.

                    Fuentes:
                    WWW The black and white years: 25 brilliant vintage european club final photos.
                    WWW Todos los mundiales.com
                    WWW Eusebio: O primeiro rei africano do futebol.
                    WWW Cuadernos de Fútbol CIHEFE: El gran Eusebio (Alberto Díaz Gutierrez).
                    WWW Emigrante news. Los monstruos del ataque: Eusebio da Silva Ferreira.
                    Sobrefútbol.com
                    Livefútbol.com
                    “Aquí nasce o futebol” Web oficial Santos FC.
                    Serbenfiquista.com
                    Wikipedia.
                    Hemeroteca de El Mundo Deportivo.
                    You Tube
                    Porque el fútbol importa “Pelé” (2014).
                    Campeonatos mundiales de fútbol. Martin Tyler Y José María Casanovas. 1978.
                    Enciclopedia Mundial del Fútbol. Editorial Océano. 1981.
                    Enciclopedia del Fútbol. Ramón Melcón y Miguel Vidal.
                    Enciclopedia Universal del Fútbol. Grupo Editorial Babilonia. 1991.
                    El Santos de Pelé ... y Pepe. Jorge Barraza.
                    Eusebio: Así perdió la corona del fútbol quien pudo ser su Rey. E.J. Rodríguez.
                    Acervo Histórico do Santos FC. Brasileirao 1974.
                    Santos FC 1962-1963 El ballet blanco.


                     
                    #16Villa Park,26 Feb 2016
                    Última edición: 27 Feb 2016
                    • Ganador Ganador x 1
                    • Villa Park

                      Villa ParkEstrella Mundial

                      Registrado:
                      4 May 2014
                      Mensajes:
                      505
                      Me Gusta recibidos:
                      404
                      Bobby Charlton solo es comparable con Di Stéfano. Los dos pertenecen a esa clase de futbolistas a los que, mientras las facultades físicas los sostienen, son el jugador total. No hay comparación de Charlton con Gianni Rivera o Eusebio. Rivera era exquisito, una meravigliosa creatura, como reza la banda sonora de un the very best sobre él, que corre por Youtube, con calidad y elegancia para dar y tomar pero con un balance defensivo pésimo. Y eso penaliza. La prueba es que siendo ya Balón de Oro (lo fue en 1969 y Balón de Plata en 1963), Ferruccio Valcareggi, el seleccionador italiano, imaginando sin duda los problemas que tendría con la canarinha, no confió en el para la final del Mundial azteca. Eusebio era un atacante nato, ahí ya es mas complicado compararlo con Charlton. Absolutamente explosivo, una llamarada como alguien dijo por ahí, pero tampoco fue un obrero en beneficio del equipo. Bobby Charlton lo era y Di Stéfano también y de ello se beneficiaron ampliamente sus equipos.

                      No vi jugar a Di Stéfano pero si a Charlton. En aquél Mundial de 1966 cubierto de sombras por siempre jamás, aparece en cualquier rincón del campo. Eso le llama la atención a un crío de 7 años y medio enganchado a una TV en blanco y negro y al fútbol sin remedio. Ese crío no entiende mucho de fútbol, la verdad, pero se da cuenta de que aquél señor con poco pelo está en todas partes y que hace muy bien su trabajo. Y además, marca goles. Es campeón del Mundo con Inglaterra.

                      Dos años después, lo veo otra vez en Wembley en la final europea contra el Benfica y también es la pieza angular del Manchester United. No para. Defiende, ataca y presiona. Inagotable. George Best evolucionaba mas espectacularmente por el campo, derrochando fantasía e imaginación, puras descargas eléctricas, como Maradona años después, pero Charlton iba mas allá. El era la sangre y el corazón del United.

                      En Méjico ´70 ya no cubre tanto campo y es obvio que ha perdido gas. Se acerca a los 33 años y sucede que el paso del tiempo no respeta absolutamente a nadie. Hasta su físico ha cambiado. Lo veo mayor. Mala suerte. Bobby Charlton, el genio de Inglaterra, leí una vez en un diario deportivo. Lo de genio iba relacionado con el carácter de luchador nato, aunque también cuadraba con su calidad.

                      Considerado como el mejor jugador británico de todos los tiempos, ya tuvo que pelear contra el Destino y contra un trauma que nunca olvidó: Munich ´58. Lo hizo junto con Matt Busby y Billy Foulkes supervivientes, entre otros, de la peor derrota del Manchester United en su historia. Cuando aquél escocés testarudo -Busby- hubo salvado la piel después de muchos días mas cerca del Cielo que de otro sitio y le pidió al presidente Edwards diez años de tiempo para reconstruir el equipo, Bobby fue absolutamente clave, innegociable, imprescindible. No fueron diez años. En 1963, la Cup, en 1965 y 1967 la Liga y en 1968, ahora si, diez años después de Munich, la Copa de Europa.

                      También peleó en una liga muy competitiva, como lo demuestran los campeones de los 17 años de Charlton en los devils, de 1956-57 a 1972-73. El Manchester United salió campeón en tres ocasiones (1957, 1965 y 1967) igual que el Liverpool (1964, 1966 y 1973), dos veces los Wolves (1958 y 1959) y el Everton (1963 y 1970). El resto se lo repartieron el Burnley (1960), los Spurs (1961), Ipswich Town (1962), Manchester City (1968), Leeds United (1969), Arsenal (1971) y Derby County (1972).

                      Eusebio declinó pronto. Demasiado pronto. La final de Wembley de 1968 contra el Manchester United es el punto de inflexión aunque el cenit de su trayectoria lo alcanzara en el Mundial de 1966. La final europea la jugó lesionado. Otra vez la rodilla izquierda. Esas lesiones suelen ser de mal arreglo aunque solo tengas 26 años y mucho peor cuando reincides. El Benfica también declinó con él. Eso ocurre cuando una serie de jugadores clave no tienen relevo posible. El tema es que con todo lo que representó Eusebio, su palmarés internacional se reduce a una sola Copa de Europa; no hay mas. Los subcampeonatos europeos, de la Intercontinental o semifinales de Mundiales no cuentan.

                      La primera intervención en su rodilla izquierda se produce en Diciembre de 1961. La segunda, en Junio de 1968. Hasta el final de su carrera fueron siete, de las cuales seis en la misma rodilla. Nunca tuve miedo de recibir algún golpe ahí -decía-; solo quería jugar (*). Su silueta se altera a partir de 1968; ganó peso y consecuentemente, perdió velocidad. Los promedios bajaron aunque en 1973 repuntara de forma espectacular, lo que le valió su segunda Bota de Oro.

                      (*) Frases e comentarios de Eusebio. Dn Desporto (5/1/2014).

                      Su periplo por los EEUU y sus paréntesis en el Beira Mar y Uniao de Tomar, fueron podría decirse que deprimentes. En el post puse: debió dejarlo antes. Es cierto. Sus problemas físicos eran continuos. Cuando hacía algún esfuerzo, la rodilla se le salía de sitio. Textual. El se la volvía a colocar (*) Lo prolongó hasta 1979.

                      (*) El gran Eusebio. CIHEFE. Alberto Díaz Gutiérrez.

                      La influencia que ejercía Charlton en el Manchester United duró mucho mas que la de Eusebio en el Benfica. Y su competición doméstica mas complicada y con mas candidatos que la Primeira Liga . Rivera ganó dos Copas de Europa, una Intercontinental, dos Recopas de Europa, tres Scudettos y cuatro Copas de Italia con el AC Milan en casi 20 años de militancia, además de la Eurocopa de 1968 con la selección. No es mucho, especialmente en lo referido a los Scudettos.

                      Y en cuanto a contrastar futbolistas, veo mejor una comparación Rivera - Luis Suárez que con Charlton. Eran mas parecidos tanto en la forma de manejarse como en su posición en el terreno de juego. Elegancia infinita pero sacrificio defensivo nulo. Como si habláramos de Laudrup. Por supuesto Charlton - Di Stéfano y a Eusebio lo veo mas comparable con Cristiano Ronaldo. Que por mucho que digas que no reconoces a un Cristiano explosivo por banda, si que lo hubo y durante un ciclo notablemente largo, hasta que el tiempo dejó de respetarlo como suele pasar. Yo lo he visto en el Nou Camp, en Noviembre del 2009 martirizar a un Alves y a un Puyol todavía útil entrando por la banda izquierda como un F-16. Y también irrumpir en diagonal basculando, como la pantera negra. El Barça ganó aquél partido de milagro con un gol de Ibrahimovic y jugando la última media hora sin Busquets, expulsado.

                      Otra comparativa apasionante sería Platini - Zidane. Porque no caeremos en la tentación de Maradona - Pelé ¿verdad?

                      ¿Y a Rivelino con quien se podría comparar? De las pocas opiniones de Maradona con las que estoy de acuerdo. Decía que Pelé era muy grande, pero que Rivelino era su debilidad. Y la mía, vaya.

                      Saludos.
                       
                      #17Villa Park,27 Feb 2016
                      Última edición: 20 Ene 2017
                    • the Last Breath

                      the Last BreathMega Fútbol
                      Miembro del equipo

                      Registrado:
                      26 Mar 2013
                      Mensajes:
                      9.166
                      Me Gusta recibidos:
                      1.186
                      • Me Gusta Me Gusta x 2
                      • Madridista

                        MadridistaMega Fútbol
                        Miembro del equipo

                        Registrado:
                        25 Jun 2012
                        Mensajes:
                        30.245
                        Me Gusta recibidos:
                        3.278
                        Increible como Pelé hasta cayendose era un maestro con en balón @the Last Breath
                         
                      • Genoano

                        GenoanoAdministrador
                        Miembro del equipo

                        Registrado:
                        6 Abr 2013
                        Mensajes:
                        9.164
                        Me Gusta recibidos:
                        2.322
                        Muy bueno, algunas no las había visto.
                         

                      Compartir esta página