El partido que nunca existió

Villa Park

Mega Fútbol
523
4/5/14
EL PARTIDO QUE NUNCA EXISTIO (1)

e0EEN0Q.png
WAO12SK.gif



Renania-Westfalia, Alemania. En Mönchengladbach, en el distrito de Eicken, se funda en Noviembre de 1899 el FC Borussia, que en 1921 iba a tomar su denominación definitiva de Borussia VfL 1900 e.V. Mönchengladbach.

La Bundesliga se crea en 1963 y aunque el Borussia no la disputa hasta 1965, en la temporada 1969-70 y dirigido por Hennes Wesweiler -que cubriría una larga y fructífera etapa con los westfalianos desde 1964 a 1975-, ya consigue su primer título. El ´Gladbach era un equipo brioso, dinámico y vertical que en la temporada 1970-71 repetiría éxito en la Bundesliga. Cuenta con jugadores como Berti Vogst, Heinz Wittmann, Jupp Heynckes, Rainer Bonhof y el talento de Gunter Netzer.

La XVII edición de la Copa de Europa (1971-72) -en aquella época con eliminatorias-, enfrenta al ´Gladbach con el Inter de Milán en octavos de final. Los italianos aún conservan restos de lo que se denominó como la grande Inter, que Helenio Herrera llevaría al cielo europeo y mundial en los años 1964 y 1965: Giancinto Facchetti, Valentino Mazzola, Mario Corso, Tarcisio Burgnich y Jair da Costa. Pero es un grupo en declive. Lo entrena Giovanni Invernizzi. El Borussia está en uno de sus momentos álgidos. La ida se disputa en Mönchengladbach, en el entonces estadio del ´Gladbach, el Bökelbergstadion, que registra un lleno total: casi 30.000 espectadores.

IrfAj32.jpg

Mazzola y Netzer antes de la crónica de sucesos.

Es el 20 de Octubre de 1971, y el árbitro es el holandés Dorpmans.

Borussia: Kleff; Vogst, Sieloff, Müller, Bleidick, Bonhof, Wimmer, Netzer (Wittkamp ´80), Kulik, Heynckes y Le Fevre.

Inter: Vieri (Bordon ´46), Oriali, Giubertoni, Burgnich, Facchetti, Fabbian, Bedin, Mazzola, Boninsegna (Ghio ´30) Jair y Corso.

A los 8 minutos, Heynkes abre el marcador para los alemanes, y a los 19 empata Roberto Boninsegna. Le Fevre, a los 22, pone en ventaja al Borussia pero nadie imagina lo que sucederá a partir del minuto 29. Cuando Boninsegna se acerca a uno de los laterales para hacer efectivo un saque de banda, un proyectil emerge desde las gradas impactando en la cabeza del delantero interista que cae al suelo. Todo apunta a una lata de Coca-Cola. Inmediatamente se desata un caos indescriptible: el entrenador italiano Invernizzi junto con el médico y masajista saltan al terreno de juego y jugadores de ambos equipos rodean al delantero del Inter, absolutamente aturdido. La policía detiene al supuesto autor del lanzamiento de la lata: se trata de Manfred Kristein, puesto posteriormente en libertad.

TfzVKkb.jpg

Roberto Boninsegna.

En medio de aquél frenesí, dos jugadores, Günter Netzer y Sandro Mazzola, protagonizan una inolvidable escena: el primero, deshaciéndose de la lata lanzándola fuera del campo y el segundo, esforzándose por recuperar el cuerpo del delito consciente de la importancia que ello conllevaba (1). Tras varios minutos de descontrol, el árbitro Dorpmans reanuda el partido con la sustitución de Boninsegna por Ghio y el Inter entra en estado de shock, en especial su guardameta Vieri al que Invernizzi sustituye en el descanso por Bordon. El Borussia desintegra a los italianos con tres goles en 11 minutos (Le Fevre ´33, Netzer ´42 y Heynckes ´44) que unidos a los de Netzer en el minuto 53 y de Sieloff en el 82 de penalty, generan la mas escandalosa derrota en la actuación internacional del equipo interista a lo largo de su historia: 7-1.

(1) Hay otra versión de los hechos, que habla de que, tras patear Netzer la lata fuera del campo, fue a parar junto a un policía quien la escondió en el interior de su abrigo. De ello se dio cuenta Mazzola, que vio con impotencia la imposibilidad de recuperarla. Solo que como el lance ocurrió en una zona del campo donde abundaban los seguidores interistas, estos le hicieron llegar otra lata de Coca-Cola que fue la que entregó al árbitro Dorpmans. En realidad, la auténtica lata, la que se estrelló contra la cabeza de Roberto Boninsegna, nunca fue encontrada.

La policía alemana, constató que se trataba de una lata vacía lo que golpeó en la cabeza a Boninsegna informando asimismo que los dirigentes del Inter impidieron su entrada en los vestuarios cuando intentaron visitar al jugador interesándose por su estado. Fue en el aeropuerto de Dusseldorf cuando la policía pudo hablar finalmente con el futbolista italiano quien manifestó que particularmente no presentaría ninguna queja.

Pero la cosa no iba a terminar aquí. Al día siguiente, entra en acción el vicepresidente del Inter, el abogado Giuseppe Prisco, el cual hace un llamamiento a la comisión disciplinaria de la UEFA argumentando que el desarrollo normal del partido a partir del incidente quedó completamente alterado y preguntándose como era posible que el Reglamento no tuviera previsto para estos casos una multa por responsabilidad o la anulación y repetición del partido.
 
Última edición:

Juventino2012

Miembro del equipo
13.858
19/4/12
Buena historia, no se si seria bueno de moverla al segmento de Megafutbol para que aparezca en la portada del sitio que piensan ustedes....
 

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate y forma parte de nuestra comunidad ¡Es fácil!

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Mega Fútbol

Arriba